Reconocí la felicidad por el ruido que hizo al irse.





Deja de atormentarte por esto, me decían. Las cosas fluyen hacía donde tienen que fluir, y por más que te esfuerces e intentes hacerlo, lo mejor posible, cuando llega el momento de herir a alguien lo hieres. La vida es así. Que no fui el amor de su vida, ni de sus días, ni de su momento. Pero que me quiso y lo quiero, aunque estemos destinados a no ser.Con cada nueva historia te siento volver. Siento como si quisieras besarme los ojos y los cierro para soñar contigo. Porque éramos amigos y, a ratos, nos amábamos. Te desnudé entre llantos y temblores sobre una cama abierta a lo infinito. Tu cuerpo siempre será un amado espacio de revelaciones para mí.

Volverme a enamorar.
Besar una piel que sabe distinto, no encontrar puntos de referencia,que indiquen el momento justo,la caricia perfecta,la mano compañera.
Retornar a un cuerpo nuevo sin los huecos del anterior, no poder palpar una nuca excitada, una espalda con escalofríos conocidos. Qué pobre se queda el intento de amar igual a la primera vez. Porque nadie ama dos veces con los mismos ojos.

 Descalza, de puntillas, y muriéndome por dentro de tanta soledad. Me paro en la ventana a esperarte. Me acuesto pensado en ti, deseándote, me acuesto con la necesidad de hablar contigo un montón de cosas. Te tengo en los ojos todo el día, y mi boca necesita estar en ti.Pero no soporto la idea de que el universo tenga que destruirse cada vez que te marches. Y lo más difícil es que mi corazón recorra su distancia sin heridas. Enamorada de nada, de nadie. Tristeza estúpida, distracción, miedo, ausencias. Me llevan y me traen. Para qué escribe uno si no es para juntar sus pedazos. No nos quedan más comienzos.

Las palabras nunca alcanzan cuando lo que hay que decir desborda el alma.Llega un momento en el que te das cuenta que nada cambiará si cierras los ojos y sueñas, y piensas. Debes luchar. Luchar por el amor que sientes, que te demuestra. Debes aprender, recapacitar, escuchar. Pase mil noches preguntándome porque te habías alejado de mí, si yo te había dado lo que tenía, si me había esforzado por ser todo lo que un día soñaste, sin embargo un día sin decir nada, sin importante mi sufrimiento te alejaste.


                                                                       (...)

Entradas populares